¿La copa menstrual gotea? Descubrí por qué y cómo podes resolverlo.

¿La copa menstrual gotea? Descubrí por qué y cómo podes resolverlo.

Si recientemente comenzaste a usar una copa menstrual, estás en camino hacia una menstruación más sustentable, ¡felicidades!. Sin embargo, filtraciones de la copa menstrual nunca es divertida.

Hay varias razones diferentes por las que pueden ocurrir filtraciones. Pero, en Fleurity, estamos para ayudarte a evitar la frustración de la mayoría de las filtraciones con algunos consejos útiles.

¡A continuación, se presentan algunas de las razones más comunes por las que tu copa podría tener fugas y cómo solucionarlas!

1. Tu copita no se abrió correctamente

La principal razón por la que tu copa menstrual podría tener fugas es porque no se ha desplegado por completo.

Cuando se inserta la copa, debe "abrirse" para que pueda ser succionada a través de las paredes de los genitales internos. Cuando no lo hace, habrá un pliegue que hará que se escape.

Para verificar esto, podés palpar alrededor de la base de la taza con el dedo para ver si hay pliegues.

2. Los agujeros alrededor del borde de la copita están obstruidos

La segunda razón por la que tu copa podría estar goteando es porque los agujeros alrededor del borde están obstruidos. Los agujeros existen por una razón: cuando la copa menstrual se llena de sangre, la presión del aire dentro de la copa aumenta y se libera a través de los agujeros.

Si los agujeros están obstruidos, la presión no puede liberarse y la sangre encuentra otra forma de fluir: alrededor de la copa.

Para evitar esto, intentá vaciarla con más frecuencia durante los primeros días de tu período o cuando el flujo sea más abundante y asegurate de que los orificios estén limpios antes de insertarla.

3. La copita puede estar goteando porque el flujo es intenso

Es posible que tu copita tenga una fuga porque se está desbordando.

Si tu flujo es muy abundante durante los primeros días, podés vaciar tu copa con más frecuencia hasta que sientas que ha comenzado a disminuir.

¡Recomendamos verificar cada 3-4 horas si ese es el caso para que no tenga fugas sorpresa!.

4. La copita puede estar en tus genitales internos

Colocar la copa menstrual en los genitales internos es otro culpable común de las fugas.

Por lo general, la copa queda más baja que los tampones, pero es posible que esté demasiado baja en el canal vaginal, lo que afecta tu capacidad para succionar adecuadamente.

Para colocarla un poco más alto, intentá insertarla inclinada hacia el frente y de modo que apunte hacia adelante en lugar de hacia arriba.

A veces se necesita un poco de prueba y error para encontrar la manera de obtener lo que funcione mejor para tu cuerpo. Así que sé paciente con vos misma si no sale perfecto de inmediato.

5. La copita podría estar goteando porque... hiciste tus necesidades

Cuando vas al baño para hacer el número dos, tus músculos presionan tu copa menstrual, lo que hace que parezca que se va a salir, pero debido a la succión en las paredes vaginales, no lo hará.

Sin embargo, si tu copa menstrual está llena cuando estos músculos se están contrayendo, podés experimentar lo que se llama una "falsa fuga", que provoca un desbordamiento debido a la presión de la evacuación intestinal.

Estas fugas falsas generalmente se limitan a unas pocas gotas, pero para evitarlas, podés usar una bombacha absorbente mientras usás la copita.

6. Tenés los músculos del suelo pélvico fuertes

¡Es posible que los músculos del suelo pélvico sean muy fuertes!

Si eres un profesional haciendo ejercicios de Kegel y sabés que tu vejiga llena no es rival para la fuerza de tu piso pélvico, es probable que estos músculos también estén comprimiendo las paredes de tu copa (como lo hacés cuando la sacas) que se arruga y luego empieza a gotear.

7. Estás usando la talla de copa menstrual incorrecta

El tamaño de la copa importa. Al elegir una copa menstrual, es importante investigar qué tamaño es el adecuado para vos. Si crees que has insertado la copa correctamente, pero sigue goteando, es posible que la talla no sea la correcta.

Más información: ¿Cómo elegir una copa menstrual?

Consejo para evitar fugas con la copa menstrual

Si notás una fuga justo después de vaciar tu copa menstrual, podría ser una fuga falsa o una fuga de limpieza.

Las fugas falsas pueden ocurrir durante los días más intensos de tu período, justo después de vaciar, enjuagar y volver a colocar tu copa menstrual.

Esto se debe a que pueden quedar restos de gotas de agua en el exterior de la copa menstrual, que pueden mezclarse con algo de líquido menstrual de las paredes de la vagina durante la inserción de la copa menstrual.

Sabrás si esto ha sucedido si ves una mancha en tu ropa interior la próxima vez que vayas al baño.

Finalmente, antes de irte, te invitamos a acceder al blog de Fleurity y leer varios contenidos escritos con mucho cuidado para que las personas que menstrúan se mantengan informadas.

¡Hasta el próximo artículo! ❤️